viernes, 4 de enero de 2008

Lluvia/2

Te dejo ir porque como la lluvia te escurres entre mis brazos y mis besos. Te dejo ir porque, como el agua, vuelves a la fuente.

1 comentario:

Jimena dijo...

Que hermoso...
Me gusta mucho todo lo que escribiste en este blog. Descubrí una faceta que no conocía.
Beso